Primeras impresiones

El proyecto indaga sobre los sustentos  naturales y las huellas dejadas por la habitabilidad del entorno. Con la técnica del frottage (calco), se registran de manera  sistemática diferentes estancias , espacios y objetos cotidianos del Pazo de Tor: suelo, silla, armario, heráldica, moldura de habitaciones, portada de libros, inscripciones de piedra, vajilla… que nos hablan de la inevitable obsolescencia del entorno de la vida.

La instalación rescata y congela sobre papel, un fragmento de la memoria del lugar; un recuerdo de un modo de vida, que más que estar siendo sistemáticamente borrado del paisaje y de la memoria, se  aíslan con el propósito de interpretar la intimidad del hogar y el acto de habitar como una experiencia colectiva.

 

 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now